Centro de Emergencias 0800 117 2020 0800 117 2020 [email protected] Elija su país:

Terra - 27/12/2023

Se espera que la agenda esté guiada principalmente por la sanción de las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS) por parte de la CVM y por las discusiones destacadas de la COP.

Después de que Brasil se convirtiera en el primer país del mundo en adoptar oficialmente las normas globales de informes de datos ESG (sigla en inglés de medio ambiente, social y gobernanza), el fortalecimiento de la información financiera y numérica en la agenda de sostenibilidad se espera que sea uno de los principales aspectos destacados en 2024.

Expertos entrevistados por Estadão señalan que esta es una tendencia natural, después de que la Comisión de Valores Mobiliarios (CVM) emitiera una resolución respaldando las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS) en octubre de este año. «Las normas han puesto a Brasil en el centro de atención del mundo», dice Ricardo Assumpção, director de ventas de EY para América Latina.

Las normas, lanzadas a nivel mundial en junio de este año, establecen estándares para informar información financiera relacionada con la sostenibilidad para empresas y fondos de inversión, obligando a las empresas cotizadas en la B3 a publicar, a partir de 2026, un informe especial con información financiera relacionada con la sostenibilidad. La medida forma parte del plan de transformación ecológica, como se llama oficialmente la agenda verde del gobierno.

Aunque las normas no entrarán en vigor el próximo año, se espera que las grandes empresas de sectores económicos relevantes comiencen a moverse para adaptarse a las IFRS aún en 2024, afectando también a las pequeñas y medianas empresas, que según Hugo Bethlem, presidente del consejo del Instituto Capitalismo Consciente Brasil, suelen seguir las acciones de las más grandes del mercado.

Además, esta es una forma de satisfacer la demanda de los inversores, que han estado solicitando datos más comparables de la agenda ESG durante años, permitiendo que se convierta en un guía para las decisiones corporativas. «Con este lanzamiento, ya no puedes elegir el informe que quieres usar; tendrás que cumplir con este e integrar tu informe junto con el balance financiero», dice Bethlem.

La ejecutiva también señala que los temas ampliamente trabajados por el gobierno de Lula este año, como la producción de hidrógeno verde, las inversiones para crear estructuras para el desarrollo de estas tecnologías y los biocombustibles, deben seguir en alza.

Después de la COP-28, Maria Emília señala que un tema que cobró relevancia fue que las empresas revisitaran sus planes sostenibles, especialmente los de transición energética. Para ella, en 2024 esto debería ser una agenda que crecerá exponencialmente para dar tangibilidad a las acciones.

«Cuando se hicieron estos planes, se apostó mucho por la electrificación. Tiene potencial y será responsable de gran parte, pero cuando se trata de camiones e industria pesada, no será una realidad tangible. Este desafío es muy pertinente para acelerar los planes de las empresas.»

Según ella, otros temas destacados en 2024 serán el uso de inteligencia artificial para acelerar la creación de hipótesis dentro de las empresas y el creciente protagonismo de Arabia Saudita en la agenda internacional. Ella explica que el país tiene una gran cantidad de recursos internos que, sumados a su influencia en la economía mundial, pueden llevar al país a convertirse en un líder en la bioeconomía.

«Hoy en día tienen esta dependencia del petróleo y necesitan diversificar la economía, pero también tienen un potencial de recursos naturales que se pueden aprovechar para la energía renovable, especialmente la solar. Han estado desarrollando tecnologías; lo mostraron en la COP y deberían avanzar cada vez más», explica.

Sostenibilidad

Según el especialista de EY para América Latina, Ricardo Assumpção, aunque la preocupación por el financiamiento verde es un posible punto destacado para 2024, el experto cree que habrá una tendencia decreciente en las inversiones exclusivamente enfocadas en sostenibilidad.

El ejecutivo explica que la demanda global de la agenda de bioeconomía, combinada con acciones de la industria privada y del gobierno federal, se integrará cada vez más en la estrategia empresarial como algo esencial, no algo aparte.

«La disminución de las inversiones en sostenibilidad perderá fuerza de forma individual, pero ganará fuerza integrada en cualquier práctica que una empresa realice. Una agenda de cambios climáticos integrada en otras agendas. En 2024, no tendremos estrategias ESG y de negocios. Tendremos estrategias de negocios sostenibles», explica Assumpção.

Para él, la prueba de esto es que antes, las inversiones y los costos para la adaptación climática eran realizados masivamente por el gobierno, algo que ha cambiado drásticamente en los últimos años, convirtiéndose en una preocupación de las empresas. Assumpção ve que actualmente la comunidad empresarial brasileña se centra en invertir en regulación, algo que le parece problemático y que debe comenzar a ser revisado el próximo año.

«Hoy en día, el capital está centrado en la regulación. Esta atención causará cierta distracción de lo que debería ser el enfoque. Estamos enfocados en el cumplimiento y no en promover el cambio ahora. Veo que esta campana sonará muy fuerte en el mundo corporativo en los próximos años.»

Otro punto destacado será el mercado de carbono, especialmente después de su aprobación en la Cámara de Diputados a fines de diciembre. Plínio Ribeiro, CEO de Biofílica Ambipar, considera que en 2024 la contabilidad de carbono a nivel empresarial se fortalecerá.

En su opinión, actualmente el tema aún se centra en soluciones al final de la cadena, cuando se intenta resolver el problema de los residuos después de que ya se han generado, como es el caso del reciclaje. Sin embargo, las soluciones más efectivas desde el punto de vista económico y ambiental son aquellas que evitan que se generen residuos y contaminación, y que contribuyen a regenerar la naturaleza.

«En la práctica, esto significa crear productos y modelos de negocios que mantengan los productos y materiales circulando en la economía y preservando todos los recursos utilizados en su producción, tanto materiales como energía y trabajo», señala Santiago.

Cleber Genero, Vicepresidente de PYMEs en Serasa Experian, afirma que la agenda ESG ya es una preocupación para los empresarios medianos y pequeños, y que esto se fortalecerá cada vez más, tanto con los incentivos del gobierno para impulsar esta agenda en empresas de todos los tamaños, como con la cadena de suministro.

«Las grandes empresas han estado exigiendo que sus proveedores demuestren buenas prácticas en áreas sociales y ambientales», explica Genero, destacando que esta acción de los principales actores del mercado impulsa a toda la cadena de producción a adoptar el ESG dentro de sus empresas.

Sin embargo, el compromiso del gobierno no es unánime. Según Carlos Portugal Gouvêa, ex director de la Comisión de Valores Mobiliarios (CVM) y socio de Bocater Advogados, Brasil tiene un gran potencial para liderar la bioeconomía debido a su matriz energética limpia y la cantidad de recursos naturales. Él enfatiza que para que esto se convierta en realidad, todavía falta un largo camino por recorrer.

«Parte del discurso de que Brasil será una potencia verde no tiene fundamento práctico. Antes de convertirse en un líder, todavía estamos en el proceso de ponerse al día, de años y años en los que el gobierno brasileño y las empresas no participaron intensivamente en este proceso y no participaron en las discusiones en los países más desarrollados», dice.

«Tenemos empresas estatales que no han hecho nada por la transición energética en los últimos años. Ahora es necesario invertir sin reservas, sin dudas. Necesitamos mirar el balance y ver que más de la mitad de los ingresos provienen de energías limpias. Mostrar resultados, números, y no solo intenciones. Actualmente se dicen cosas, pero no se hacen.»

Compartir
CALCULA CO₂

Solicitar una propuesta

Nuestros analistas comerciales están listos para ayudar a su empresa con las mejores soluciones ambientales.







    250