El líquido generador de espuma (LGE) es un concentrado de espuma sintético que actúa como una especie de detergente para combatir incendios de clase A y B, especialmente en hidrocarburos y disolventes polares. No tóxico, biodegradable, resistente a altas temperaturas y con una larga vida útil, tiene baja densidad y expansión.

Una de las ventajas del LGE y que lo hace indispensable en la lucha contra determinados tipos de fuego es que actúa eficazmente sobre la superficie del líquido inflamado, creando una barrera protectora y evitando que los gases calientes se disipen. Mezclado con agua dulce o salobre, LGE se puede utilizar en equipos con o sin entrada de aire.

Tipos de líquido generador de espuma

Todos los tipos de LGE deben ser aprobados por ABNT, que certifica su correcto funcionamiento y la preservación de la salud de las personas que tratan con esta sustancia.

Es posible encontrar LGE en dosis de 1, 3 o 6%, que se indican según la aplicación. Algunos son específicos para combatir incendios de clase B, mientras que otros para incendios de disolventes polares, hidrocarburos o de clase A.

Vea también: