Mucho se ha hablado sobre el cuidado del medio ambiente y el cambio climático. También en el mundo empresarial, existe una creciente preocupación por el tema. Los criterios ESG (Environmental, Social and Corporate Governance) están ganando cada vez más importancia en el mundo de las inversiones.

Aunque el término existe desde hace años, la discusión sobre el tema creció, principalmente en 2020, debido a la divulgación de una carta a accionistas, inversionistas y socios realizada por Laurence Douglas Fink, CEO de la correduría estadounidense Black Rock, la mayor consultora del mundo en gestión de inversiones.

El influyente Larry Fink sostiene que el cambio climático afecta directamente a la economía y reconoce que las empresas que experimentan una postura ESG obtienen mejores resultados financieros. Por ello, a partir de ahora, Black Rock recomendará acciones de estas organizaciones en las estrategias de inversión que desarrollen para sus clientes.

El mundo observó la declaración con atención y el término ESG surgió con fuerza. Los inversores comenzaron a prestar atención a las empresas que practican los tres pilares de la sostenibilidad. Después de todo, las prácticas sostenibles de las empresas se reflejan directamente en la imagen ante el mercado, en consecuencia, esto aumenta o disminuye el valor de las acciones.

¿Cómo afecta la gestión de residuos a las empresas brasileñas?

En Brasil, los corredores ya tienen carteras específicas con acciones de empresas ESG, que recomiendan a sus clientes.

Ante este escenario, una de las mayores aflicciones de las empresas es: «¿Qué hacer con los distintos materiales que hay que desechar?» Varias organizaciones ya llevan a cabo acciones de gestión de residuos, sin embargo, muchas siguen buscando soluciones más efectivas. Pero, ¿saben realmente cuál es la importancia de esta actividad?

Política Nacional de Residuos Sólidos (PNRS)

Para realizar una correcta gestión de los residuos es necesario realizar la valoración y toda la gestión del cumplimiento. Este es un proceso complejo, sin embargo, muy importante para cumplir con los lineamientos contenidos en la Política Nacional de Residuos Sólidos (PNRS). De acuerdo con esta legislación, todas las personas físicas o jurídicas que generen residuos son responsables de su correcta gestión.

Reflexiones sobre la imagen de las empresas

Otro punto que justifica la importancia de la gestión de residuos es el cuidado con buenas prácticas internas que inciden directamente en la imagen de la empresa con sus grupos de interés. Cuando la empresa gestiona sus residuos, añade valor a la marca, minimiza sus riesgos y atrae inversores.

Con el ESG en aumento, este aspecto gana aún más fuerza. Las empresas que cotizan en bolsa generalmente buscan la gestión y la recuperación de residuos como una de las formas de cumplir con los criterios ambientales del índice.

Asimismo, los consumidores son cada vez más exigentes y se plantean comprar o no los productos de una marca, en función de su posicionamiento y prácticas en relación con los aspectos medioambientales y su reputación.

La subcontratación es una buena opción

Ahora que entendemos la importancia de realizar una gestión de residuos, es necesario definir si es mejor hacer el trabajo en casa o subcontratarlo. Este tema debe analizarse caso por caso.

Cada empresa tiene una estructura y una necesidad. Todo hay que tenerlo en cuenta y colocarlo en la balanza. Sin embargo, la gestión de residuos no es una tarea sencilla. El proceso implica mucho tiempo, mano de obra, planificación, conocimientos técnicos y legales.

En el mercado, algunas empresas intentan realizar la gestión de residuos por su cuenta, pero con ello acaban gastando mucho tiempo y dinero en entender qué hacer con sus residuos y cómo, aumentando el coste y riesgo que implica este proceso.

De hecho, un gran beneficio de la subcontratación es que la inversión y el riesgo son mucho menores. Otro punto positivo es que las empresas minimizan sus preocupaciones con el tema, contratando a un proveedor calificado y con experiencia para gestionarlas, y pueden enfocarse en proyectos que involucran su propio core business.

Enumeramos cuatro beneficios que tiene una empresa cuando subcontrata la gestión de residuos:

1. Mejor valoración

Al gestionar los residuos, la empresa debe pensar en cómo se pueden reinsertar diferentes residuos en la cadena de producción como subproductos o materia prima. El llamado proceso de “recuperación de residuos” promueve una economía circular, en la que todo se reutiliza de alguna manera, y esto muchas veces minimiza los costos o incluso puede generar ingresos para la empresa.
Algunas empresas de gestión medioambiental suelen tener un laboratorio de investigación e innovación que desarrolla nuevas tecnologías de recuperación de residuos. Evalúa qué tipo de residuo existe y con qué fines se puede utilizar. En muchos casos es posible desarrollar otro producto con mayor valor agregado y, por lo tanto, en lugar de llevar el material al vertedero, existe una forma de venderlo a otras industrias como materia prima.
Este tipo de trabajo es realizado por especialistas y requiere estudios, investigación y conocimientos. Las empresas con esta experiencia suelen tener una estructura calificada para realizar este tipo de servicio. Además de generar ingresos, la valoración de residuos agrega valor a la imagen de la empresa en el mercado, mejorando los índices de reciclabilidad de la empresa.

2. Seguimiento de los requisitos legales

Es un hecho que las empresas se preocupan por seguir todos los requisitos legales impuestos a la gestión de residuos. Hay varias reglas impuestas que deben seguirse estrictamente bajo pena de multas, detención y exposición de la empresa. Pero además de la práctica, existe la necesidad de documentar y probar todas las acciones de gestión de residuos, porque si hay algún tipo de inspección por parte de la agencia reguladora, las empresas deben demostrar que están cumpliendo con la ley y llevando a cabo la gestión de residuos según lo requerido. la política. El cumplimiento de la gestión de residuos es uno de los requisitos del PNRS.

Las mejores empresas especializadas en gestión ambiental trabajan con software que realiza la trazabilidad y control de procesos en la gestión de residuos. Estos sistemas son de suma importancia para acreditar las acciones que cumplen con toda la legislación pertinente. Además, permiten monitorear las actualizaciones de la legislación, los nuevos decretos y realizar las interpretaciones legales de manera eficiente.

3. Trazabilidad

La trazabilidad es uno de los factores más importantes dentro de la gestión de residuos. El proceso se lleva a cabo para asegurar que todo el material se envía correctamente y que nada se desvía al mercado paralelo. Esto se puede hacer mediante software e inteligencia artificial que garantizan la seguridad de la marca.

Cuando la empresa no se preocupa por rastrear los residuos, estos pueden perderse en el camino, generar impactos sociales y ambientales o venderse en el mercado negro como un nuevo producto. Todo esto puede causarle un gran dolor de cabeza a la empresa. Por ello, es fundamental invertir en sistemas que muestren, en tiempo real, cada etapa de la gestión de residuos. Es una seguridad para la marca.

4. Garantía de protección de la marca

Las empresas especializadas en gestión de residuos hacen toda la trazabilidad del material descartado, lo que garantiza la protección de la marca. Como ya mencionamos, las industrias están sujetas a muchos problemas si no realizan este tipo de servicio correctamente. La garantía de que cada artículo sale de la empresa y tiene su destino efectuado de manera efectiva debe estar documentada y rastreada.

Un excelente ejemplo de protección de marca ocurre cuando se fabrican lotes de productos y por alguna razón son refutados por el área de calidad, por ejemplo, no es posible vender estos productos. Por lo tanto, es responsabilidad de la empresa deshacerse adecuadamente de este lote. Si la empresa no realiza la trazabilidad, corre el riesgo de que el producto sea vendido en el mercado negro por terceros, como si se tratara de una nueva marca. Por esta razón, es importante invertir en software que haga un control total de los residuos, desde la recolección hasta la disposición final.

¿Se da cuenta de que la gestión de residuos es un proceso realmente complejo? Por esta razón, muchas empresas buscan ayuda para hacer esto. Ambipar cuenta con profesionales altamente capacitados y especialistas en la gestión de residuos, además de contar con una estructura que garantiza proyectos innovadores y total seguridad para la marca de los clientes con 100% de trazabilidad. Para obtener más información sobre estos servicios y cómo hemos ayudado a nuestros clientes durante más de 25 años, haga clic aquí.